viernes, 31 de marzo de 2017

FINALIZADO, al fin puedo decirlo!!! Proyecto Colcha ✅

Hola,

Hace como un año, os enseñé la manta del Proyecto Colcha de Estraperlo, pero al probarla, comprobamos unas cosillas, y eso que tenía entonces 90 aplicaciones!!!

Cuando Manel se echaba la siesta, comprobaba que cada vez que se daba la vuelta, se quedaba con la espalda y el culo al aire, cosa que no me gustaba nada, las aplicaciones que empezaban con anillo mágico, se  deshacían los comienzos y se abrían, eso me empezó a mosquear mucho, ya había empezado la manta friki de Star Wars, así que estuve dándole a la cabeza y que no me salía nada, volví a coger la aguja lanera y a volver a meter los hilos haciendo la redondez en el centro.

Es que ni por esas, así que como ya llegaba el buen tiempo, la dejé aparte, seguí con las aplicaciones de la otra y seguí dándole a la cabeza, pero con el calor que hacía en verano, ni por asomo se me ocurriría tocarla, así que a darle a la mollera, qué podía hacer, tenía claro que ensancharla de arriba a abajo, pero.... qué hacía con las que se deshacían???

Empecé varios proyectos, sobretodo de punto, alguno de punto de cruz, y fue en éste último cuando me pasó que no había suficiente margen, no lo había contado, ya que pensaba tenía suficiente espacio, así que probé una cola que se utiliza en el bordado mágico, pero es como una pasta, e imposible hacerlo en una manta de lana, le pregunté a mi niña Marian, qué hacía ella para que no se deshilachara y perder el bordado que tanto cuesta, ella me comentó que diluía a partes iguales, cola blanca y agua, y con un pincel se da en los bordes para que así no pierdas ni un milímetro.

Estuve pensando mientras la acababa, claro me quedaba la lana que me había sobrado, no quería más restos, así que como ya le había deshecho el reborde, asimilando una puntilla (punto alto) sencilla, estaba con la manta y los colores que tenía e intentando que no coincidiese ni con los colores ni con las aplicaciones, algo tedioso, ya que la había dado por terminada, y no podía ponerle dos tiras por abajo o por arriba, ya que las 3 aplicaciones que había hecho como muestra, ya que unas amigas me dijeron que por lo menos hiciese una, aunque no nos gustara, pues estaban justo en el medio de la colcha, así que tuve que poner una por arriba y otra por debajo.

Me llamaréis de todo, pero según iba haciendo las aplicaciones, la iba juntando con un imperdible, porque si lo pusiese en otro sitio, luego no sabría dónde iba.




 Aquí tenéis una muestra de algunos de los que hice, y de cómo los tenía enganchados, aunque también tengo que decir que cuando los bloqueé, pues nada, luego tuve que volver a romperme la cabeza para colocarlos, sí soy un desastre.

Y por fin, uní, y volví a coger la aguja lanera y volver a cerrar los redondos, me tenían hasta....


 Aquí le faltaba el reborde, esto fue por septiembre, más o menos, pero es que todavía hacía calor y no me puse más que a unirla.

Pero bueno, cuando ya le hice el reborde, le pregunté a mi niña Marian, si lo que servía para la tela de punto de cruz, podría servir para la manta de lana, ella me contestó que sí, que ella lo usaba para muchas cosas, así que una vez la terminé, mientras se secaba en el tendedero, hice la mezcla y me dispuse con mi pincel a darle a todas las aplicaciones, aunque tengo que decir que hay dos, que estoy por quemarlas, se habían vuelto a deshacer una vez secas, pero por fin, puedo decir que la doy por finalizada!!! Y aquí tenéis el resultado.



Es enorme, y pesa, lo que no está escrito, 3 metros y algo por poco más de metro y medio.

Y así queda dobladita, jijiji, la tontería no podía faltar


Os animo a todas y todos, ya que también hay chicos que hace ganchillo, a hacerla, queda superchula, y además hay un grupo de facebook donde podéis compartir las dudas.

Veréis unas palabras en azul, clica encima y te lleva hasta donde dice.

Biquiños y que tengáis un buen fin de semana.