jueves, 30 de abril de 2015

Notición de última hora!!!

Es de madrugada, no puedo dormir, así qué puedo hacer a parte de plasmar mis vivencias?
La semana anterior al segundo ciclo, el lunes al media mañana me llamaron para que fuera a hacerme una prueba, no entendía nada, ya estaba con la quimio, más pruebas? sí, había algo en el pecho izquierdo que no sabían y querían hacerme una biopsia, así que fui, me pincharon en un garbanzo como 6 veces y bueno, a casa a esperar.
Para variar el día de antes de la quimio, te hacen una analítica para ver que tus defensas están en unos niveles correctos para poder darte el siguiente ciclo.
El 4 de Marzo nos presentamos para variar, primero la visita con la oncóloga, ver cómo va esa protuberancia, bulto, tumor, en fin, cáncer, a las cosas por su nombre, ni que decir tiene que nos quedamos los tres más una doctora que vino después que no había visto, bastante conmocionados, había reducido su volumen, así que todos estábamos contentos, cómo no estarlo, a pesar de todas las dificultades del primer ciclo, yo me obligué a comer, sin hambre, a beber sin sed a hacer todo lo que me decían los médicos, que para eso habían estudiado y sabían de lo que hablaban.
La mala noticia era que en el otro pecho también tenía cáncer, minúsculo, pero cáncer al fin y al cabo, que se trataba de la misma manera que el otro por ser de la misma categoría, hormonal.
Dije, mejor ahora que no dentro de 3 años o más, así lo pasaba todo junto.
Ahí la Dra. Falo, ya decidió mandarme a Consejo Genético, se envía allí a personas entre otras cosas a personas menores de 50 años (yo 41), cáncer bilateral (Ok) y antecedentes familiares (abuela y parece ser que más personas por parte materna, si es que...).
El tratamiento era el mismo, así que me dio el visto bueno para que fuesen preparándolo, ya que suelen tardar bastante debido al retraso que tienen los médicos.
Manel, como no, siempre a mi lado, apoyándome, haciendo pan que tanto me gusta para hacer un bocadillo que me guste, aunque él se quedara sin comer, su prioridad siempre soy yo.
Mis chicas Sincos, preguntando cómo estaba, si no volvíamos a casa, si nos quedábamos a dormir en el hospital, jijijiji, mi familia virtual, todo amor <3.
Ese día lo recuerdo como el más cansado hasta el momento que ya estoy en la mitad de toda la quimio, lo que debían ser un par de horas, se convirtieron en 6-7 horas, me hacía reacción, la paraban, venía el médico de turno y me la ponían más poco a poco, en medio 2 botes de polaramine y vuelta a la quimio, al final no pudieron ponérmela toda, quedaban 5-10 minutos, pero fue imposible, los sofocos que me subían, eran impresionantes, fuera hacía frío, todos tenían frío y yo estaba sudando, no era posible, así que me sacaron sangre en ese momento y un par de horas más tarde para estudiarla, que por cierto, a día de hoy no me han dicho nada de ello, pero bueno, ya está superado.
A casa en vez de a las 3 de la tarde, eran casi las 8 de la noche y con un cansancio increíble, a pesar de estar en una butaca que se puede echar para atrás y tumbarte, más o menos, pero cansa.

Debido a los problemas que tuve en estos dos ciclos, me visitó una enfermera para informarme de ponerme un catéter en el brazo en vez de pinchar cada vez, se podía sacar sangre y poner quimio o medicación por ahí, por lo que me ahorraría pinchazos, algo es algo, firmé consentimiento a falta de que mi doctora también lo hiciese, pero ya quedamos para el día de antes de mi siguiente ciclo en ponérmelo y ya me sacaban sangre.

Los días posteriores, llama al ICO24hrs para prevenir, ya que tenía los mismos síntomas que en la primera, así que no podía hacer mucho, me derivó al ambulatorio que me tocaba, me quedé un poco alucinada y Manel ni os podríais creer cómo se quedó, la de guardia nos dijo que sólo podían pincharme polaramine, otra vez!!! pues venga, pinchazo.
Había llamado a la enfermera que me asignaron y como no sabía, me puso en contacto con una doctora, menos mal, alguien que sabía, alargar la cortisona y la medicación de la alergia a ver si así se evitaba ir de urgencias, y en este caso aunque seguí teniendo los síntomas, dolor de garganta y tos de camionero, pues sabía cómo afrontarlo, así que, seguir las indicaciones médicas y pinchazos en la barriga del Neupogen 48mg cada día durante 5 días para que la médula ósea trabajase mucho más rápido, no hace falta repetirse, dolores casi insoportables, que no te puedan ni siquiera rozar era lo peor que llevaba, pero tenía que ser así, ya que todas tus terminaciones nerviosas están a flor de piel. El último día lo recuerdo como si fuera ayer, era lunes y ya me había puesto la última inyección en la barriga, un dolor impresionante, los músculos no reaccionaban a mis peticiones, así que esperé a Manel para que me levantase del sofá y me llevase al baño ya que yo no podía, pero qué malas son esas inyecciones!!, todo por no bajar las defensas, ya pasó.

Sabéis lo que pensé en esos días? que en 6 meses no me tendría que depilar, era de locura, lo sé, se me puede tachar de loca, pero algo positivo tenía que tener toda esta situación, así que esa era la buena cosa que le vi en esos días, no más depilación, piel suavecita....llamadme loca, os lo permito.

Como siempre vuestros comentarios son bienvenidos y si conocéis a alguien en esta situación que le pueda ayudar, compartid mis vivencias.
Un beso.