jueves, 15 de diciembre de 2016

La Ley de Murphy

Hola, buenas,
La pesada de turno, vuelve, he estado, cómo decirlo, un poco-muy estresada, y lo sigo estando, descolocada, vamos que he estado, pero no he estado en ningún sitio.
Hace tiempo os dije que os pondría la entrada de la boda en la que hice 3 vestimentas, pues como que no me da las horas al día, hay días que me voy a la cama a las 5 de la mañana con eso de una vuelta más, hay un capítulo nuevo de la serie de turno que se acaba y yo a medias, pues un capítulo más y así es un círculo vicioso.

Pues bien, este año han sido las Leyes de Murphy quien me han tocado la moral:
Para empezar el año genial, en principio acababa la radioterapia el 4 de enero, pero primero pusieron la máquina en mantenimiento y luego se estropeó, y yo pensando, no toques nada que funciona, pero bueno, se me fue el tiempo al 21 de enero cuando la finalicé, así que luego mucha paciencia para que la piel volviese a su estado "normal" entre comillas, porque mi piel, la verdad, es una M... con mayúsculas, es lo más sensible que se puede echar uno a la cara.
En medio revisión de la radioterapia, que no me podían ni tocar porque tenía la piel toda levantada, y yo miraba para que no se infectara porque sino, otra cosa más.
Pues bien, durante 5 años, las personas que hemos tenido cáncer por temas hormonales, pues tenemos que tomar una pastillita mu mona toda ella, la mía es naranjita mu monaaa, que en teoría hace que se regulen los niveles de estrógenos, pues no, en mi caso, nooooo, para qué, me bajó el período y yo asustada porque aquello era un río llamé a la enfermera y me hacían una analítica al cabo de 2 semanas, conclusión anémica perdida y mis niveles de hormonas por las nubes, yupiiii, yo que pensaba que no la iba a tener, me dice la oncóloga, que sí que la tendré, otra más, menos mal que ahora se ha espaciado en un par de meses, pero claro la anemia ferropénica sigue ahí, vamos que como no me coma los railes del tren, lo tengo claro.

En Junio nos fuimos al pueblo, bendito sea, un año y medio encerrada en Barcelona, sé que es una ciudad bonita, pero cuando estás atada a algo, acabas hasta...

Pues bien cuando volvimos, me tenía que poner sí o sí con el vestido de la boda, así que me puse con el patrón, coser y a eso que empecé a notar que mi brazo derecho empezaba a hincharse, pero no le di importancia, seguí a lo mío, fuimos a la boda y nos fuimos de vacaciones, que fueron todo, menos vacaciones, pero bueno, la Ley de Murphy al poder, a los 3 días, Antoñitu se cayó y fue un no parar de ir al ambulatorio, la primera semana cada día a que le curasen y luego día sí, día no.

Cuando volvimos, fui al ICO a que me mirasen el brazó ya que por la noche se me ponía morado y eso ya me daba yuyu, es poco, así que llamé y se lo dije a la enfermera, me derivó y me dijo que tenía Linfedema, vamos que, cuando te quitan los ganglios linfáticos hay un 10% de probabilidades que te salga Linfedema, pero cuando te dan radioterapia en la zona, hay un 25%, pues bien, yo soy de ese 25%, biennnn, me derivaron a rehabilitación, pero como ya me había programado, no podía ir de urgencias, así que espera y cuando te toca, te miden los brazos y te dice que sólo tienes un 8,6% de diferencia de un brazo con el otro, nada una manga compresiva y ya está, muchas personas me dijeron que porque no iba a que me hiciese una masajista especializada un drenaje, fui, y fue peor el remedio que la enfermedad, al día siguiente mi brazo derecho parecía una morcilla, al cabo de una semana no se había deshinchado del todo y llamé para que me viesen, bien, 2 semanas más esperando, y cuando me toca, después de esperar 2 horas, me habían saltado, y eso que pasé la tarjeta para que dijesen que estoy esperando, pues menos mal que lo dije, sino, se hubiesen ido y nosotros allí, pues nada, me volvió a medir otra doctora y me dijo que tenía un 20%, a ver imposible que en 3 semanas se hubiese hinchado tanto, todos nos miramos, y pensamos que el primer doctor se había equivocado en las mediciones, así que me recomendaban rehabilitación y una manga compresiva que me harían la medición una vez estuviese en rehabilitación a mitad más o menos.
 y de tanto ir en el bus para la rehabilitación y frenazo viene y frenazo va...abierta a muñeca izquierda

 si no os lo dice el médico, que nadie toque un brazo con Linfedema




Por aquella época, más o menos octubre, quería ir a Creativa Madrid, no me encontraba bien, aunque participaba en todos los sorteos para entrada, cuando ya decidí que no podía ir, va y me entero que me tocó un descuento en una entrada y una entrada gratis, genial, así que a una del grupo que vive en Madrid y que también le había tocado una entrada le dije que recogiese lo mío y que se lo repartiesen entre el grupo que íbamos.

Ya en Noviembre fue Creativa Barcelona, y la verdad no me apetecía ir, tengo todo lo del año pasado sin usar, así que para qué iba a ir?? Pero fui con un grupito y por lo menos nos lo pasamos bien, más que bien, genial.

A Manel, le había invitado a una demostración-degustación de Pan del Sr. Josep Pascual en Pamplona los días 8 y 9 de Noviembre, a mí no me apetecía ir, la verdad, pero Manel se emperró que si yo no iba, él tampoco, las pocas ganas que tenía nadie lo sabe, estaba agotada. bueno pues el jueves de  Aquí aprovechando el tiempo en el tren

antes me llaman de rehabilitación para empezar el lunes, ya teníamos los billetes del ave y el hotel pagados y como fueron ofertas no te devolvían el importe, así que les dije que o empezaba el miércoles o que me saltase e iba a la siguiente, toma Ley de Murphy, esperando mes y medio y cuando menos lo esperas zasca.

  A la hora de la comida y ese frío, brrrr

Tengo que decir que al final en Pamplona me lo pasé bien, a pesar del frío iba de 21-22º en Barcelona a 7º allí y siempre chispeando esa lluvia que te cala hasta los huesillos, conseguí quedar con 3 personas de allí, no sé porqué, supongo que tengo en la cabeza el casco antiguo de Barcelona que ocupa media capital, así que mire en San google, donde estaba lo de la demostración de pan, el hotel y pensé bueno, no hay mal que por bien no venga, madree, nada más salir del tren, un fríoooooo, josú, para que yo diga que hacía frío lo hacía, así que fuimos al hotel, dejamos todo en la habitación, y poco más, fuimos a comer, y lo mejor de todo que todo estaba a un tiro de piedra, ya me lo habían dicho, pero yo no me lo creía, venía de Barcelona, con un casco antiguo enorme, y todas las calles llevaban al mismo sitio, primero quedé con Sonia y en eso que me envía Manel un mensaje que le busque un cargador para la batería, y yo pensando, no te lo has traído, si tenemos 3, ale a buscar una tienda, menos mal que Sonia tiene una paciencia de santa y conoce aquello, y en la tienda me dijeron que mejor tenía que llevarles la batería, ale a esperar otra vez a Ana, que habíamos quedado en el Ayuntamiento, pero claro, yo no la conocía, yo tengo mi foto, pero ellas no, así que le dí mi teléfono y cuando llegamos al Ayuntamiento, había muuucha gente, por lo menos para mí, que no conocía nada, y en eso que suena el móvil, Ana y en eso que nos ponemos a hacer el tonto para vernos, jijiji, ale corriendo dos calles a buscar la batería a la demostración y volver a la tienda, me supo fatal, pero yo no conocía nada y necesitaba una guía, mi gozo en un pozo, no tenían, así que me metí la batería en el bolsillo y nos fuimos a tomar algo, yo no llevaba nada de Barcelona, había sido todo tan...rápido que no llevaba ni un regalito, ni nada, no llevaba nada, Sonia me regaló una cosita que qué rica y luego me dice lo has probado caliente?? madreeee, qué bueno, pero nada y Ana unas cosillas hechas por ella, pero qué monadas más bonicas, y yo con las manos vacías ni un detalle ni nada, me supo fatal, les dije que se fueran cuando tuviesen que irse, que Ana tiene dos churumbeles peques y que claro tenía baños y cenas y Sonia igual, así que Ana cuando vio que venía el autobús que le llevaba a su casa se fue, me supo fatal, de verdad, nada, y Sonia se quedó un rato más, pero me sabía fatal, por sus peques, la acompañé a la parada del bus y en ese momento me suena el teléfono, la segunda Ana, profesora y que salía tarde, habíamos quedado, pero como no había sido firme, me estaba esperando, me llamó quedamos, y me despedí justo a tiempo de que viniese su autobús, fuimos a Gauchos y pidió un Zurito, yo ni flowers la verdad, también pedí lo mismo cuando lo vi, una cerveza en vasito pequeño, me pareció muy gracioso, hablamos de todo un poco y nos dijo que si vamos a cenar allí que pidiésemos los huevos trufados, y yo vi cada cosa, que....uffff, ya se hacía tarde y aunque esta Ana tiene hijas ya mayorcitas, me parecía abusar, así que no sé por dónde nos metimos y cuando me quise dar cuenta me dice, mira por aquí es por donde entran los toros en los San Fermines, quería verlo mejor, no es que los viese pero me interesaba, así que le dije que si no le importaba que me quedase, así que nos despedimos y me quedé mirando la plaza, no es que sea taurina, ni mucho menos, pero tanto hablar, ver alguno, que sentía curiosidad, hice alguna foto, aunque era de noche, pero me gusto, en ese momento, me di cuenta de la hora y no sabía dónde me encontraba, así que puse el maps del móvil y así fui por las calles hasta llegar a la demostración y va y me los veo a todos de pie, en una mesa con un montón de pan, salchichón, roscón de reyes, ohhh que cosicas más buenas, yo la verdad no tenía ni hambre, sólo probé un trozo de pan y el roscón de reyes, por favor, qué ricos, ni que decir tiene, que cuando ya se dio por finalizada esa jornada de lunes, nos fuimos al hotel, ni cenar ni nada, yo sólo quería sentarme, meterme en la cama, me dolían hasta las pestañas, a la camita sin cenar, jijiji


A la mañana siguiente, Manel se levantó a las 7 de la mañana, a mi me dolían las pestañas, piernas, pies, todo, y me hice la remolona hasta casi las 10, ducha, hacer maletilla con pan incluido y dejar la habitación, la verdad, estaba tan cansada y hacía tan mal tiempo que me apetecía andar, y andando andando, tienda aquí, tienda allí, cuando me quise dar cuenta llevaba un peso en el brazo izquierdo que pensaba, ufff, así que en una de las tiendecitas pregunté si sabían de algún sitio donde podía comprar un bolso de viaje y me dijeron en un chino, y ni que decir tiene que me fui de cabeza, vi uno, y me dijo, hay uno más grande me lo enseñó y dije, burro grande, ande o no ande, así que allí mismo metí todas las bolsas más o menos bien puestas, y ale con las ruedas iba de un lado para otro, lo peor, los baldosines, el ruido fue... pero ya era hora de acabar y me fui a buscar a Manel, madree la que había formada allí. Aún así, fuimos a comer con todas las cosas, maletilla, bolso, y arreos varios, y le comenté lo de Ana, el Gauchos, y para allí que fuimos, comimos huevos trufados, ñammmmm, qué jartura de comer pintxos y  esas cositas tan monas y vuelta a la rutina de Barcelona


Ese miércoles, veía que se acercaba la hora de la rehabilitaición y nadie me llamaba, llamé yo y va y me dicen sí empiezas esta tarde o sino puedes mañana, a ver alma de cántaro, si no me llamas yo no soy adivina, así que lo que en principio pensé que eran 15 días de rehabilitación, sí eran 15 días pero de sesiones, casi me da algo, me había apuntado a todo AI (Amiga Invisible) un grupo de feis, Inter del foro donde estoy, al principio no tenía idea de qué hacer, y luego, cuando ya sabía qué hacer, no podía porque con el brazo vendado como michelin, imposible cortar, coser, hacer nada, así que los nervios se iban apoderando de mí. Qué más podía pasarme?? Ahh sí, que a mitad de rehabilitación, te midan para la manga y 3 semanas después de finalizar la rehalitación todavía no la tengo y el brazo va engordando hasta yo diría por momentos.
 el primer día de la rehabilitación y yo con esos pelos!!

A todo esto, se tiene que sumar que tenía los regalitos para una bebé que casi nace esta noche pero se va a hacer la remolona, decidí el lunes enviarle todo lo que tenía para ella y su mami (menos mal), el AI, el Inter y unos presentes para unas personas, qué nervios pasé, yo poniendo todos los datos y los muy.... va y les envía un correo diciendo que iba a recibir un paquete y de quién, vamos casi me da un pasmo, yo que lo hacía con toda la buena voluntad para que pudiesen ponerse en contacto, y al final me salió el tiro por la culata, hoy en teoría tienen que repartir el último, a ver...
Lo mejor el lunes viene el mensajero y se lleva los paquetes y va  y por la tarde me sube una cosita muy mona para el coche de la nena, así que al día siguiente a correos a enviárselo para que lo tuviese, no, no me esperé más, ya que me decía que tenían tiempo hasta febrero, y yo con un cabreo de....

Y ni que decir tiene, que participo en el sorteo de entradas para Creativa Málaga y zasca, me toca, esó sí, para Barcelona, nada de nada, toma yaaa!!!

Qué más puede pasar??? ahhh síii, y cuando ya pienso que ya está todo bien, los detalles que pensaba haber enviado hacia el 15 de noviembre, tuvo que ser el 1 de diciembre, así que como ya no tenía ninguna cosa más decidí acabar la manta Star Wars, y anoche cuando me iba a la cama, se me encendió la bombilla, el jersey de mi padre!!!! ahhhhhhhh nervios a tope, nada, que tenía que volver a dejarlo todo, menos mal que no soy de las que tardan, menos mal, así que por este año, la Ley de Murphy se ha cebado conmigo y se puede alejar de mi, digo yo, porque es que me tiene.....

Menudo tostón que os he pegado.
Sólo me queda deciros, por si no escribo, que tengáis unas felices fiestas y un buen año nuevo.
Sus quiero
Besicos.