domingo, 25 de enero de 2015

Cuello hecho a agujas para Antoñitu

No de la costura vive una, así que para que no se pusiese celoso, pues hice un cuello para que Antonio, mi suegro, para que también estuviese calentito en el pueblo, ya que reconozco que hace un frío que pela.

Me veís a mi, pero ya está en el pueblo.



Le puse un par de botones para que abrochase y no tener que preocuparse de que se le fuese y tener la manos libre.

Espero os haya gustado.